Entrevistas y Opiniones

SONDEO ASOCIACIONES: ¿Cómo afrontan las empresas gráficas la actual situación?

8 de Julio de 2020
neobis, FESPA España y Aseigraf responden a nuestro sondeo publicado en AP51.
neobis, FESPA España y Aseigraf responden a nuestro sondeo publicado en AP51.

 

En el último número de la revista impresa APdigitales, publicada el pasado mes de junio (AP51), realizamos un sondeo entre las asociaciones gráficas de nuestro país para conocer su opinión sobre la situación compleja que vivimos y cómo vislumbran el futuro. Agradecemos la participación y la colaboración de neobis, FESPA España y Aseigraf, que han dado respuesta a las 4 preguntas planteadas: ¿En qué aspectos está afectando más la actual crisis del COVID-19 a las empresas gráficas? ¿Qué acciones han puesto en marcha para hacer frente a esta nueva situación? ¿Cuáles cree que van a ser las claves de la recuperación del sector? ¿Cuál es la principal enseñanza que debemos aprender de una situación de este tipo? 
 

Álvaro García Barbero (presidente neobis)  
“Nos enfrentamos a un futuro desconocido, en un escenario diferente, con resultados imprevisibles”

El presidente de la Asociación de la Comunicación Gráfica neobis, Álvaro García Barbero, nos ofrece su opinión sobre la compleja situación que vivimos y nos explica cómo la entidad está ayudando a sus asociados.

¿En qué aspectos está afectando más la actual crisis del COVID-19 a las empresas gráficas?
Acabaríamos antes enumerando los aspectos en los que no está afectando la crisis, si es que los hay. De un día para otro nos hemos encontrado con un aluvión de cancelaciones de pedidos, retrasos en los pagos, plantillas completas al desempleo y un paisaje de cero ingresos. Es una situación inédita para todos.

Nos enfrentamos a un futuro desconocido, en un escenario diferente, con resultados imprevisibles. Y todo esto llega después de haber pasado los últimos diez años tratando de equilibrar los desajustes que dejó en nuestras empresas la crisis económica de 2008. En la crisis anterior, el sector se dejó el cincuenta por ciento de las empresas, un cuarenta por ciento de los trabajadores y un tercio de la facturación; en esta ya veremos. 

Sabemos que muchas empresas no se recuperarán y otras tendrán que redimensionarse de forma inminente. También habrá quien intente seguir adelante pensando que todo será como antes. Me temo que estos últimos tendrán serias dificultades en el medio plazo.

¿Qué acciones han puesto en marcha para hacer frente a esta nueva situación?
La asociación se ha dedicado a atender los problemas del corto plazo, en este momento las empresas quieren minimizar los daños inmediatos del impacto. 
neobis cuenta con una plantilla con una vocación de servicio inigualable. Se han dedicado todos los esfuerzos a atender a los empresarios, conscientes de que ahora hay que priorizar el servicio por encima de los ingresos. Contamos para ello con unos servicios jurídico-laborales muy potentes y altamente especializados que han resuelto con diligencia la avalancha de consultas que se han producido. Hemos mantenido una tensión informativa muy apreciada por nuestros socios a través de los diversos canales de la asociación. También hemos ofrecido a los empresarios un respaldo administrativo muy ágil.

Y, por extraño que parezca, quiero resaltar que todas las personas de la asociación han dado mucho cariño a los empresarios. Nos conocen desde hace tiempo y saben que vivimos momentos de extrema dificultad. Han demostrado una gran capacidad de empatizar con nosotros.  

“El virus no ha hecho más que anticipar lo que con mayor lentitud estaba por llegar”

¿Cuáles cree que van a ser las claves de la recuperación del sector?  
No se puede hablar de claves para la recuperación del sector porque la propia heterogeneidad así lo establece. Hay empresas que no se han visto afectadas por el COVID-19: las vinculadas a los servicios esenciales. Hay otras que tendrán que esperar a ver cómo cambia el comportamiento de los clientes, e incluso el de los suministradores, para saber si hay claves de recuperación para ellos. En cualquier caso, el virus no ha hecho más que anticipar lo que con mayor lentitud estaba por llegar.
Lo que sí es preocupante es que las ayudas que se han planteado para los empresarios, los ERTEs ya existían, pasan por endeudarnos más a través de créditos. Todo ello sin saber lo que viene a continuación.
A mí me gustaría decir que tendremos un futuro esplendoroso y que todo volverá a ser como antes, pero es que, sinceramente, no lo creo. Eso sí, a nadie le va a suceder nada que no permita que le suceda.

¿Cuál es la principal enseñanza que debemos aprender de una situación de este tipo? 
Yo solo puedo decir que había señales del debilitamiento del sector desde años: desaparición de empresas, caída del consumo de papel de impresión, fusión de proveedores, cierre de plantas de fabricación de papel, exceso de oferta, caída de precios de venta… Las señales siempre están ahí para quien las quiera ver y a pesar de ello, por evidentes que sean, hay quien nunca las verá. Así las cosas, solo me cabe desear que todos estemos más receptivos que en ocasiones anteriores y eso será beneficioso para el conjunto del sector.

www.neobis.es

 

Gabriel Virto, presidente de FESPA España
"La crisis del coronavirus está demostrando que hoy en día nada es definitivo y que la adaptación al cambio es un valor al alza”

El presidente de FESPA España reflexiona sobre el papel de las empresas gráficas en estos momentos, y pone en valor la labor que están desarrollando las asociaciones facilitando el día a día de las empresas. Además, comenta la petición que diez asociaciones de la cadena de valor de la comunicación visual han dirigido al Gobierno de España.

¿En qué aspectos está afectando más la actual crisis del COVID-19 a las empresas gráficas?
Esta crisis está afectando de manera muy dura a las empresas de la comunicación visual. En FESPA España estamos haciendo encuestas periódicamente y la que hicimos entre el 1 y el 17 de abril muestra que hay una gran caída de la actividad en casi la totalidad de las empresas asociadas. Pero cabe destacar que en lugar de quedarse sin hacer nada, muchas se han puesto a producir material sanitario como mascarillas, equipos de protección o mamparas para separar a clientes y empleados en los supermercados, farmacias y comercios; otras han puesto sus impresoras 3D a imprimir piezas para respiradores o han cedido su flota de vehículos para repartir ayuda entre la población más vulnerable. 

¿Qué acciones han puesto en marcha para hacer frente a esta nueva situación?
En el momento en que vimos que muchos asociados estaban poniendo en marcha iniciativas para ayudar en la lucha contra el coronavirus se nos ocurrió recopilar todas esas ideas y facilitárselas al resto de asociados para que pudieran replicarlas. Así nació el Banco de Proyectos de FESPA España, que hoy en día tiene dos objetivos fundamentales: compartir el conocimiento entre los asociados para que los que quieran puedan empezar a producir material, y servir como directorio de empresas para que quien necesite adquirir material sepa dónde pedirlo.

Por otra parte, en FESPA España acabamos de actualizar nuestro Plan Estratégico para el periodo de 2020 a 2022 y uno de los primeros objetivos que nos hemos marcado en él es el de la reactivación del sector. Para ello ya estamos manteniendo reuniones periódicamente tanto con los miembros de la Junta Directiva de la asociación como con asociados. 

Además, desde hace unas semanas estamos en contacto con otras nueve asociaciones de la cadena de valor de la comunicación visual y hemos enviado un escrito al Ministerio de Economía y al de Industria en el que les pedimos trabajar de manera conjunta para mejorar la situación del sector y en el que proponemos seis medidas para que nuestra industria pueda hacer frente a la crisis económica que tenemos por delante. 

¿Cuáles cree que van a ser las claves de la recuperación del sector?
En el escrito que he menciono en la respuesta anterior, las asociaciones de la cadena de valor de la comunicación visual hemos incluido seis medidas para reactivar el sector. Son estas:

-Que los contratos públicos ya adjudicados se ejecuten cuanto antes, dentro de este ejercicio, dado que en muchos casos hay personal contratado para su desarrollo. En caso de no poder ejecutarse, la cadena de valor reclama que se indemnice a las empresas adjudicatarias sin necesidad de reclamar por la complicada vía administrativa.

-Incentivar la compra de espacios publicitarios en medios de comunicación en su conjunto con una desgravación fiscal del 30 por ciento para las inversiones de 2020. Esta medida ya ha sido aprobada por el Gobierno de Italia.

-Mantener el compromiso de inversión en publicidad del conjunto de la Administración del Estado en los medios de comunicación.

-Que se permita a las empresas acogerse a las medidas económicas excepcionales independientemente de su tamaño. Concretamente, que aquellas empresas cuya actividad esté concentrada en sectores altamente impactados por las medidas gubernamentales o en actividades prohibidas, como los eventos, puedan acogerse a la modalidad de ERTE por causa de fuerza mayor prolongado hasta que se levanten las actuales restricciones y se recupere la actividad al nivel anterior a la declaración del estado de alarma. Y que, a su vez, la reincorporación de los trabajadores afectados por ERTE pueda ser progresiva y flexible, de modo que los trabajadores puedan ir incorporándose a medida que la facturación de las empresas se restablezca. 

-Que, una vez superada la crisis sanitaria, las distintas administraciones destinen presupuestos a la realización de campañas que colaboren a relanzar la actividad económica de los sectores más afectados: comercio, restauración, cultura, medios, turismo, etc. Y que esos presupuestos se adjudiquen con criterios no solo económicos, sino de calidad y permitiendo que concursen las pymes en lugar de establecer barreras de acceso a los concursos públicos, insuperables para muchas de ellas, independientemente de su valía.

-La declaración de sector esencial a la comunicación visual en su conjunto, dado que su contribución en productos y servicios a otros sectores críticos y esenciales como el sanitario o el de alimentación es indispensable. 

¿Cuál es la principal enseñanza que debemos aprender de una situación de este tipo?
La crisis del coronavirus está demostrando que hoy en día nada es definitivo y que la adaptación al cambio es un valor al alza, tanto en nuestra vida personal como en la profesional. Por otra parte, creo que esta pandemia nos está poniendo a prueba como sociedad y está dejando claro que el individualismo no sirve para solucionar problemas globales. O unimos fuerzas y somos todos responsables, o retrocedemos. La empatía, la colaboración, el esfuerzo, la generosidad y la búsqueda del bien común son valores fundamentales que espero que se queden entre nosotros una vez superada la crisis sanitaria. 

Además, creo que en un momento tan duro como este se está demostrando la importante labor de las asociaciones tanto para mantener bien informados a los asociados sobre aquellos temas que les afectan directamente, como para apoyarlos a la hora de relanzar sus proyectos. Desde FESPA España siempre hemos defendido el trabajo en equipo y vamos a seguir esforzándonos para que todas nuestras empresas encuentren la manera de salir adelante.

www.fespa.es

 

Enrique López Juliá, presidente de ASEIGRAF
“El sector de las Artes Gráficas ha demostrado en todos estos años que es capaz de sobrevivir en tiempos durísimos”

El presidente de la Asociación Empresarial de Industrias Gráficas de Andalucía, ASEIGRAF, Enrique López Juliá, nos explica en esta entrevista qué acciones ha puesto en marcha la institución, transmitiendo a los empresarios que “no están solos”, y ofrece unas palabras de optimismo al sector. 

¿En qué aspectos está afectando más la actual crisis del COVID-19 a las empresas gráficas?
Después de la recuperación moderada que hemos ido viviendo en estos últimos años después de la crisis, en estos dos meses de confinamiento y de parada en seco de la economía, la carga de trabajo en la mayoría de nuestra industria se ha reducido en un 80%, salvo en aquellas empresas de nuestro sector que en su actividad principal trabajan para la industria agroalimentaria o la sanitaria; éstas han podido tener algún pequeño repunte.

Aunque una gran parte de las empresas del sector gráfico ha permanecido abierta, la capacidad de producción ha disminuido debido a la disminución de personal, ya que en la mayoría de estas se han tramitado ERTES en gran parte de sus plantillas.

Por otra parte, un gran número de empresas de manipulado de nuestro sector, debido a la caída de producción han tomado la decisión de hacer un cierre temporal.  

¿Qué acciones han puesto en marcha para hacer frente a esta nueva situación?
Desde nuestra Asociación estamos trabajando a un ritmo frenético, pendientes de cada rueda de prensa, estudiando cada publicación del BOE y del BOJA, cada nueva normativa laboral, cada medida adoptada por el Gobierno, coordinándonos con otras organizaciones empresariales del país, como CEOE, CEPYME y CEA (Confederación de Empresarios de Andalucía) para tener la máxima y la mejor información posible. Toda esta información es analizada por nuestro equipo técnico y jurídico y se facilita a nuestros asociados para que puedan tomar las decisiones más acertadas para sus empresas.

Por otro lado, estamos organizando de forma periódica reuniones por videoconferencia con nuestros asociados para que nos transmitan sus necesidades y resuelvan todas las dudas en esta época de tanta incertidumbre.

Otra de nuestras tareas es hacer sentir a los empresarios de nuestra industria que no están solos, que somos muchos en la misma situación y que hay una organización detrás que los respalda y que va a poner encima de la mesa las reivindicaciones de nuestro sector ante todos los organismos públicos y privados que sea necesario. 

Un mensaje de optimismo: “Esta sociedad está llena de color,
y el color es la industria gráfica en todas sus especialidades”

¿Cuáles cree que van a ser las claves de la recuperación del sector?
El sector de las Artes Gráficas ha demostrado en todos estos años que es capaz de sobrevivir en tiempos durísimos como han sido por ejemplo la crisis económica del 2007, la revolución de los medios on-line o la “administración sin papel” y ha sido capaz de reinventarse siendo en la actualidad una industria fuerte y solvente.

Hay que tener en cuenta que, aunque el mercado ha cambiado, ha quedado demostrado que nuestras materias primas son más ecológicas, reciclables y reutilizables y necesarias para el nuevo modelo de consumo que se impone, la economía circular; y el papel y todos sus derivados van a tener un protagonismo principal, desbancando entre otros al plástico y otras materias contaminantes, además esta sociedad está llena de color, y el color es la industria gráfica en todas sus especialidades. 
    
¿Cuál es la principal enseñanza que debemos aprender de una situación de este tipo?
Debemos transmitir optimismo y empezar a valorar todo lo que tenemos en nuestra vida cotidiana. Nos hemos dado cuenta de que no todo es economía y que esas pequeñas libertades que hemos perdido durante el confinamiento se han convertido en nuestro deseo. Cuando uno sabe apreciar las cosas sencillas, obtiene una gran satisfacción y desde esa posición menos estresada, es muy probable que sea más fácil ver las oportunidades para la vida y para la empresa. “Todo va a salir bien”.

www.aseigraf.com


Sondeo publicado en la revista impresa APdigitales 51 (Mayo/Junio 2020)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.