Impresión 3D

Solitium entra en la impresión 3D con SamyLabs

Técnicos de Grupo Solitium durante una formación con el equipo de SamyLabs.
Técnicos de Grupo Solitium durante una formación con el equipo de SamyLabs.

 

Alba 300, la impresora 3D de SamyLabs, utiliza la tecnología de fusión de lecho de polvo metálico mediante láser. Solitium presentó el equipo de SamyLabs durante su participación en la pasada edición de MetalMadrid.

Grupo Solitium llevaba tiempo queriendo introducir la impresión en metal dentro de su porfolio de fabricación aditiva. “Nuestros clientes demandaban esta necesidad, pero queríamos estar seguros antes de tomar la decisión, porque se trata de una tecnología compleja. Hemos hecho una revisión importante de los principales fabricantes del mercado antes de dar el paso”, confiesa Miguel Ángel Mora, responsable del departamento de Ingeniería 3D de Solitium. Finalmente, el equipo de Impresión 3D de Solitium decidió contar con SamyLabs, empresa del País Vasco cuyo equipo, la Alba 300, imprime piezas en metal con tecnología de fusión de lecho de polvo metálico mediante láser.

“Presentamos la Alba 300 en nuestro stand de la pasada edición de MetalMadrid. El equipo tuvo una buena acogida. Sin duda, fue un buen punto de partida, teniendo en cuenta el contexto de la feria”, comenta Adrián Estaún, director comercial de Impresión 3D de Grupo Solitium. “A lo largo de estos últimos meses hemos ido conociendo mucho más las prestaciones de este equipo y, si algo hemos visto, es que es una impresora muy robusta”, confirma Estaún. Jon Martínez, CTO y CMO de SamyLabs, incide en el mismo aspecto. “Probablemente sea de las máquinas más robustas y compactas del mercado. Por ejemplo, el refrigerador está integrado en la impresora”.

Entre las principales ventajas del equipo de SamyLabs, Miguel Ángel Mora menciona tres: la facilidad de uso y limpieza, el software de laminación y el control integrado en la máquina. Además, la Alba 300 permite trabajar desde una oficina técnica, en red o cargar archivos a través del puerto USB. Jon Martínez también destaca como valor diferencial la sencillez. “Dentro de la complejidad que supone tratar con una tecnología de primer nivel como la que utiliza la Alba 300, el equipo está diseñado para que su uso sea bastante intuitivo. No requiere de grandes conocimientos técnicos”. De ello han dado cuenta los 11 técnicos de Grupo Solitium que ya se han formado con el equipo de SamyLabs.

Desde el software de laminación, la electrónica de control del sistema de láser o la parte eléctrica y mecánica, todo ha sido desarrollado por el equipo de SamyLabs, que
 cuenta con el apoyo de ONA Electroerosión como socio industrial. “La colaboración de ONA ha sido crucial para el desarrollo de nuestro equipo. No deja de ser una empresa líder en su sector, con un gran conocimiento de la electroerosión”, comenta Jon Martínez. “La alianza de ONA y SamyLabs nos parece perfecta; por un lado, la experiencia, por otro lado, la innovación y el talento joven. Estamos seguros de que la impresora Alba 300 solo será el comienzo de algo mucho más grande”, asegura Miguel Ángel Mora.

www.solitium.es

Utilizamos Cookies propias necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web y Cookies de terceros para elaborar estadísticas del tráfico de la misma de forma anónima. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.