Impresión 3D

¿Prototipos en 3D? Tres razones para decir “Sí”

27 de Julio de 2021
Jordi Drieman, especialista en aplicaciones 3D, Mimaki Europe.
Jordi Drieman, especialista en aplicaciones 3D, Mimaki Europe.

 

El desarrollo de un producto o de una pieza puede ser un proceso largo incluso para el equipo de diseño más experimentado o creativo. A menos que puedan imprimir sus prototipos en 3D. En muchos casos, el uso de la tecnología de impresión 3D puede suponer un cambio de juego cuando se trata de un proceso de diseño más racional, rentable y creativo. Nos lo explica en este artículo Jordi Drieman, especialista en aplicaciones 3D de Mimaki. 

1.CALIDAD
La primera razón para elegir la impresión 3D de un prototipo es la mejora de la calidad en comparación con los métodos más tradicionales. Los colores y texturas que se pueden conseguir con la impresión 3D -especialmente con el sistema 3DUJ-553 de Mimaki, que ha sido diseñado para reproducir con precisión más de 10 millones de colores- hacen que el prototipo sea prácticamente indistinguible del producto real que el equipo prevé. Incluso si el producto tiene piezas complejas e interconectadas, las impresoras 3D pueden producir prototipos con numerosas piezas ensambladas completa y correctamente, listos para su aprobación.

Poder visualizar el diseño de un producto de una forma tan realista y precisa permite al equipo de diseño comunicar claramente su visión, agilizando una retroalimentación más constructiva para avanzar rápidamente en el proceso de diseño.

2.EFICIENCIA
La calidad de un prototipo impreso en 3D no sólo puede acelerar la aprobación de un concepto de diseño, sino que a menudo la velocidad de la impresión en 3D también aumenta la eficiencia del flujo de trabajo de diseño a producción. Además, una vez que se han recibido los comentarios sobre un concepto inicial, las iteraciones del diseño pueden realizarse simplemente ajustando el archivo 3D y, por lo tanto, implementarse de forma más rápida y rentable.

El tiempo que se ahorra en esta fase no sólo permite una ruta más fluida y menos complicada para la aprobación del producto, sino que incluso podría permitir una estrategia de salida al mercado más rápida, algo crucial para muchas marcas que necesitan reaccionar a las demandas del mercado lo antes posible.

3.CREATIVIDAD
Con las restricciones de tiempo y costes al mínimo cuando se imprimen prototipos en 3D, los diseñadores también pueden disfrutar de más libertad creativa. Pueden explorar y experimentar plenamente con diferentes ideas conceptuales o crear múltiples versiones de un prototipo de producto, incluso con los más mínimos cambios en el diseño.

La libertad de visualizar más conceptos de los que normalmente permiten los recursos puede dar lugar a un producto final más innovador. Una perspectiva apasionante para cualquier marca.

Más información

Utilizamos Cookies propias necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web y Cookies de terceros para elaborar estadísticas del tráfico de la misma de forma anónima. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.