Aplicaciones y Casos de Éxito

PREMIOS APé 2019 | A LA STARTUP: Studio Zazen

13 de Octubre de 2019
María Ordóñez, fundadora de Studio Zazen, inició su aprendizaje en el taller de artes gráficas de su padre.
María Ordóñez, fundadora de Studio Zazen, inició su aprendizaje en el taller de artes gráficas de su padre.

 

Muchas veces los sueños se hacen realidad. A María desde pequeña le encantaba dibujar e imaginaba tener su propio estudio de diseño. Hoy lo ha conseguido, con una marca de papelería totalmente ecológica que utiliza papel de bosques sostenibles y papel de semillas que se puede plantar. Pero su sueño va mucho más allá:  transformar ahora su éxito en ayuda a otras personas con sus futuras carreras.

PREMIO APé 2019 A LA STARTUP

Con María Ordóñez al frente, Studio Zazen es un espacio con posibilidades infinitas y un equipo disciplinar capaz de dar respuesta a todas las necesidades que les plantean. Desde Sevilla trabajan con proyectos propios y de sus clientes, a los que ofrecen servicios de diseño gráfico, marketing online, artes gráficas, eventos... Además, cuentan con una tienda online en la que se pueden encontrar libretas, calendarios, agendas, tazas, camisetas... con un cuidado diseño que ellos mismos crean y producen.

“Studio Zazen es una marca de papelería ecológica. Todos nuestros productos se diseñan con materiales ecológicos, entre los que incluimos papel procedente de bosques sostenibles y papel de semillas que se puede plantar. Todo lo diseñamos, lo fabricamos y lo vendemos nosotros”, nos explica María.

¿Cómo recuerdas tus inicios en este apasionante mundo del diseño?
Desde muy pequeña ya me familiaricé con el ordenador. Mi padre, que es empresario de artes gráficas, me enseñó a usarlo. Cuando aún ninguna de mis amigas tenía si quiera ordenador, en casa yo ya utilizaba los programas de diseño, y cuando fui un poco más mayor y adquirí dominio, recuerdo que me entretenía copiando logotipos. Mucho después en la universidad entendí que es un ejercicio muy útil para aprender a diseñar. 

De pequeña lo tenía claro, quería crear una marca. En mi imaginación todo encajaba, sería una marca de papelería y diseño y se llamaría “corazón y raya”, tenía logo y todo. Siempre tuve claro que quería ser trabajadora independiente. Con el tiempo empecé a ilusionarme pensando que podría tener una gran empresa y dar trabajo a mucha gente, pero siempre teniendo presente lo que ahora sé que se llama "responsabilidad social corporativa”.

Al final entré en la universidad, la carrera de diseño gráfico. Mi pasión se convirtió en mi profesión y desde entonces no he parado. Empecé a trabajar de diseñadora en segundo de carrera, en tercero lo hacía en Valencia y en cuarto regresé a Sevilla para crear mi marca Studio Zazen. Veo cada día como mi sueño de pequeña se hace realidad (aunque por suerte no conservé el nombre). 

¿Cómo es el día a día de una emprendedora?
Ahora trabajo por las mañanas con mi padre en su empresa de artes gráficas, donde diseño, trato con clientes, imprimo y él se encarga del taller. Él me ha enseñado mucho de lo que ahora sé y aún lo sigue haciendo. Mi marca tiene un proceso muy familiar y totalmente profesional. Desde mi estudio diseño los productos, gestiono la página web, las redes sociales, y en la empresa de mi padre hacemos las pruebas, cambios, validamos y a producir. En esta parte del proceso cuento con mi hermano, él se encarga de la impresión y las pruebas. En la zona de taller mi padre acaba el producto, corta, pliega, lamina, encuaderna, encola, etc. Finalmente, el producto vuelve a mí, en este momento yo lo preparo para enviar. Lo envolvemos con papel reciclado procedente de la imprenta y lo distribuye nuestra empresa de transportes. 

Mis clientes me eligen entre muchas otras marcas estupendas y maravillosas y lo agradezco mucho. Por eso siempre cada pedido lleva un detalle.  A veces es una postal escrita personalmente por mí, otras es un pequeño regalillo, otras unos descargables, etc.

¿Cómo surgió la marca Studio Zazen?
Creé la marca aprovechando el proyecto final de carrera, con la guía de un tutor y la de un profesional del sector (mi padre). Pero el plan no es solo vender papelería ecológica, el plan va más allá. Creé la marca como primera fase de un proyecto de mayor dimensión, un estudio creativo donde cualquier idea pueda hacerse realidad. Ahora estoy en la segunda fase de mi proyecto: mi marca ya no es solo una productora de papelería ecológica, sino también un estudio de diseño, comunicación y marketing con valores muy presentes. 

Igual que conseguí llegar al equilibrio entre papelería ecológica, diseño y calidad, me gustaría conseguir el equilibrio entre empresa de éxito y ayudar a otras personas con sus futuras carreras. En la última fase de mi proyecto quizás consiga complementar proyectos sin ánimo de lucro con trabajo a través de Studio Zazen.

www.studiozazen.com


Madrid 25 de Septiembre: María Ordóñez, fundadora de Studio Zazen, recibió su galardón de manos de Álvaro García, de neobis.

REVISTA ESPECIAL DE LOS PREMIOS APé 2019

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.