Entrevistas y Opiniones

Imprenta Online, ¿por dónde empezar?

22 de Junio de 2021
Eugenia Álvarez, consultora y fundadora de la empresa Podium.
Eugenia Álvarez, consultora y fundadora de la empresa Podium.

 

Hablamos de imprenta online y todos tenemos claro a qué nos referimos: un portal web de compra y venta de productos de impresión. En este artículo, la consultora y formadora en artes gráficas Eugenia Álvarez, fundadora de la empresa Podium, resume los pasos necesarios que una imprenta debe tener en cuenta para llevar con éxito la abertura de un portal online dedicado a la venta de impresión. 

Voy a empezar describiendo lo que me he ido encontrando hasta el momento respecto a este tema que nos ocupa:

Cuando una imprenta quiere entrar en la venta online de sus productos, la preocupación principal es cómo mostrar todo lo que son capaces de imprimir en la web, de forma clara, sencilla y agradable para el usuario final y poder ser competitivo.

Creamos el portal...
Para ello se busca un portal que cumpla las expectativas. Estos portales pueden ser creados de diferentes formas y todos cubren lo básico: vender por internet. No entraremos en detalle en esta parte, puesto que da para un artículo completo.

El portal se activa y, combinado con campañas de marketing online, vamos viendo los resultados. 

Es un sistema paralelo de venta: si vendemos genial, pero en la mayoría de proyectos no hay una dedicación total. 

.... y ¿funciona?
Quien más quien menos ha vivido o conocido experiencias de este tipo. Posiblemente podéis corroborar que, aunque muy simplificado, este es el proceso que se sigue y que el resultado no suele ser el esperado.

Y los comentarios suelen ser los mismos: “Nosotros no podemos competir con los grandes que pueden hacer esos precios”. Así que el proyecto cae por sí solo.

En la actualidad, todo ha cambiado a una velocidad de vértigo. El consumo online se ha regularizado, los más escépticos ya no lo ven extraño, todas esas frases de “no somos país de compra online”, entre otras, vemos que ya no tienen sentido alguno.

Tener un punto de venta online se ha vuelto imprescindible, pero lo tenemos que hacer bien para obtener buenos resultados, así que vamos a enumerar de forma resumida qué pasos se han de realizar para poder implementar un sistema W2P con resultados.

LAS CLAVES DEL ÉXITO
Una imprenta online es un negocio por sí mismo, lo que significa que debemos tratarlo como si fuera un negocio nuevo. Es por ello que el primer paso será:
 
1-Crear un plan de negocio.
Antes de empezar tenemos que crear un Plan de negocio, definir una estrategia. Tenemos que estudiar nuestro entorno y conocer bien nuestro negocio.

•Descubrir nuestro entorno: Saber qué oferta y demanda hay, listarla y describirla. Tenemos que analizar qué tipo de cliente compra, y qué tipo de producto compra. Necesitamos conocer a los que compran online y poder definir su perfil y también saber el motivo de los que no compran impresión online y quiénes son.
De este estudio podremos saber qué necesidad hay en el mercado, qué planteamientos tienen los diferentes negocios online, en cuál de ellos puedo encajar, qué estrategia puedo seguir, a qué público me conviene dirigirme, etc.

•Conocer nuestro negocio implica saber:
-Qué productos son más rentables para nosotros.
-Qué tiempos de producción somos capaces de ofrecer.
-Qué materiales podremos tener en stock, cuáles deberemos pedir, tiempos de entrega de materia prima.
-Cómo tenemos estructurada la producción, ¿disponemos de automatismos? ¿querremos integrarlos con los pedidos online?, ¿qué nos haría falta si fuera el caso?
-Qué tipo de necesidades y conocimientos necesito para este proyecto, tengo personal cualificado para llevarlo a término, cuál es su disponibilidad de tiempo.
-Cómo vincularemos los sistemas de facturación.
-Cómo coexistirá la venta y la producción entre el sistema de venta directa y la venta online.
-Listar los clientes que ya tenemos, en qué sectores están, qué tipo de producto compran, qué inquietudes tienen. Seguramente abarquemos unos sectores muy concretos y esto nos ayudará a saber a quién dirigirnos puesto que somos especialistas en las necesidades de estos clientes.
-Qué precios podemos soportar respecto a los costes que tenemos.

De estas listas obtendremos productos con los que somos más rentables, procesos necesarios, personal a destinar o a necesitar, un plan de integración dentro del negocio actual a todos los niveles: administrativo, atención al cliente, facturación, producción, almacén y logística.

A grandes rasgos nos referimos a definir la misión y visión de este nuevo negocio. Nos podemos ayudar de herramientas como la creación de un Modelo Canvas, la realización de un estudio DAFO, marcar indicadores y otras soluciones.

Es preciso tener una visión rápida de dónde estamos y dónde queremos estar.

2-Definir el público al que me quiero dirigir: ¿Quién va a ser mi cliente?
Aunque sea el segundo punto, es resultado del análisis del entorno y se va gestando en paralelo. Antes de plantear qué aplicación usar, qué diseño poner o qué productos colgar, tenemos que saber a quién nos dirigimos.

Estos análisis nos proporcionarán mucha información, entre ella sabremos si queremos dirigirnos a negocios o a cliente final, conocido también como B2B o B2C. 

Hay que tener en cuenta que internet nos puede dar visibilidad a todo el mundo o a nadie; a quien queremos o a un público objetivo no deseado.

Está claro que eso lo vamos a gestionar mediante todo lo que nos permite el marketing online: el SEO, el SEM, la comunicación en redes…, pero es preciso saber a quién queremos llegar para que el mensaje sea directo e impactante. Cuanto más genéricos seamos, menos impacto tendremos y menos conversiones de compra habrá.

Esto significa que debemos poder poner nombre y apellidos a nuestro cliente tipo. Saber qué hace, cómo compra, qué compra y a qué precio, y los motivos de esa compra.

Este punto es clave para:
-poder hacer una comunicación directa,
-configurar los productos que ofertaremos en nuestra web,
-saber qué diseño resonará más con este tipo de cliente,
-saber en qué precios podemos movernos (quizá sean económicos o quizá no pueda compararlos con otras webs),
-saber cómo comunicarnos con ellos,
-escribir los mensajes que les vamos a dirigir, y
-que se sientan interesados por nuestra web, por nuestro producto.

3-Definir quién, con qué herramientas, cómo y cuándo va a realizar todo esto:
-Poner nombre y apellidos a los responsables, 
-Escoger la aplicación o su desarrollo,
-Definir objetivos a largo y corto plazo,
-Definir indicadores, qué queremos medir, cuándo y cómo. Qué valores de referencia tenemos y cuáles queremos obtener.
-Planificar el trabajo: definir un plan con fechas, responsables y controles para que el proyecto avance al ritmo especificado.

En este momento, tendremos bien definido el negocio que queremos construir y podremos empezar a decidir cómo optimizaremos el proceso: 
-Desde la comunicación del cliente: el servicio de atención al cliente, información previa y posterior al pedido.
-A la entrada de pedidos: cómo se entran en el sistema de ordenes de trabajo actuales, en el sistema de pedidos y facturación, etc.
-Al proceso productivo: conexión con flujos existentes, sistemas de envíos, pagos.

Para finalizar, nos queda el último punto:

4- El análisis
Por último, no podemos olvidarnos del análisis. Una vez tenemos la web activa tenemos que valorar qué ocurre: quien visita, qué visita, y todas las posibilidades de análisis que dispongamos para poder tener un control del proceso de acercamiento, captación, conversión y venta de nuestra web.

Analizar es la parte más tediosa y muchas veces, llegados a este punto, nos relajamos y dejamos que la web y el marketing trabajen solos. Si no vemos cómo reacciona el público a nuestra página no podremos adaptarnos a los mensajes que podemos sacar de estas interpretaciones.
Quizá hay productos que son muy visitados y poco comprados, otros a los que nadie llega, páginas abandonadas, compras… Todo es un indicativo para hacer los siguientes pasos. 

No hay ningún negocio que pueda dejarse rodar solo cuando se empieza y, por supuesto, tampoco cuando está funcionando bien, puesto que esa inercia no es eterna y, tarde o temprano, empezará a menguar.

Seguir una pauta de negocio nos ayudará a tener claro a quién nos podemos dirigir, qué le podemos ofrecer y en qué condiciones, y esto nos garantizará un camino más directo a nuestro objetivo final; porque no todas las empresas pueden crear sistemas de compra online que se basen en precio, no todas podrán optimizar los procesos para hacer entregas inmediatas, no todas podrán cubrir una demanda global, o entrar en competencia con empresas que llevan años vendiendo en la web, con lo que implica: una optimización total del proceso de compra desde la comunicación, la compra, pedido, producción y logística.

Todo lo que he contado es de primero de básica en la creación de un negocio, pero cuando nos enfrentamos a una plataforma de venta online, no la consideramos como tal y se nos olvida realizar todos los pasos necesarios para llegar al éxito. 

Siempre es un buen momento para repasar los pasos que estamos dando para tener o mantener nuestro portal de venta online.

Eugenia Álvarez
Consultora y fundadora de la empresa Podium, empresa de servicios centrada en favorecer el crecimiento y desarrollo de la industria gráfica.

Más información:
Eugenia.alvarez@podium.graphics
www.podium.graphics
Tel. 609372435


**Artículo publicado en exclusiva en la revista APdigitales 57 (Mayo/Junio)

Utilizamos Cookies propias necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web y Cookies de terceros para elaborar estadísticas del tráfico de la misma de forma anónima. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.