Centros de Impresión

Germark elige la tecnología de impresión de BOBST para aumentar su capacidad y calidad

29/06/2022
Jordi Pedrals (Feimar), Carlos Santos (BOBST), Iban Cid (Germark), Jaume Martínez (Feimar) y Emmanuel Nauleau (Germark).
Jordi Pedrals (Feimar), Carlos Santos (BOBST), Iban Cid (Germark), Jaume Martínez (Feimar) y Emmanuel Nauleau (Germark).

 

Germark optimiza su planta de producción invirtiendo en una impresora digital inkjet  BOBST Mouvent LB702-UV y una impresora flexográfica en línea BOBST MASTER M5. Estas inversiones estratégicas ofrecerán al especialista en etiquetas más flexibilidad para gestionar la gama más amplia de aplicaciones y ofrecer unos tiempos de entrega más rápidos a sus clientes de los sectores de salud, belleza, farmacéutico e industrial.

Ubicada en Barcelona, Germark S.A. cuenta con 115 empleados y anunció una facturación en 2021 de casi 14 millones de euros en sus divisiones de etiquetas y sistemas. Las etiquetas suponen el 70% de su negocio y el 30% restante lo conforman el diseño y el desarrollo de su propia marca de sistemas de etiquetado. La principal base de clientes, más del 50%, se encuentra en el exigente mercado de la cosmética.

Esta empresa familiar fue fundada en 1958. Hoy en día tiene representantes en 20 países en todo el mundo y exporta el 27% de su producción. Pionera en la producción de etiquetas autoadhesivas premium en España, Germark fue una de las primeras empresas de conversión de etiquetas del país que adoptó la tecnología de impresión digital hace más de 20 años, cuando instaló una de las primeras impresoras de tóner. Con los años han implementado más tecnología digital, incluida la primera incursión en inkjet en 2019.

Germark va más allá de la fabricación de etiquetas y opera como consultor del packaging dando apoyo a los clientes desde la fase de diseño inicial hasta el producto final, para ayudarles a alcanzar sus objetivos con el mínimo coste. Su firme compromiso con la sostenibilidad respalda su misión de invertir en la mejor tecnología, ayudando a minimizar el desperdicio y reducir la huella de carbono de la producción de impresión. 

Con una inversión y expansión constante, Germark opera actualmente nueve impresoras y cuatro líneas de acabado en su planta de 7000 m2 en Cornellà de Llobregat, a las afueras de Barcelona. Con las certificaciones ISO 9001 y 14001, así como BRCGS para materiales de packaging, es el único convertidor de etiquetas español que cumple la norma de embalajes AuditOne, la cual permite trabajar con las mayores marcas cosméticas del mundo, como P&G, Unilever, L’Oréal y Johnson & Johnson.   

«Tenemos una dilatada y demostrada experiencia en la industria de las etiquetas, y siempre estamos realizado grandes inversiones en I+D para impulsar la innovación. Por eso necesitamos la tecnología que mejor nos permita hacer realidad nuestra ambición — declaró Iban Cid, director general de Germark, que tomó el relevo de su padre hace casi 25 años —. Empezamos a trabajar con BOBST con una impresora digital inkjet LB702-UV, que nos pareció el siguiente paso en nuestra evolución digital y ha resultado ser todo un éxito. Ahora hemos invertido también en la tecnología flexográfica altamente digitalizada de BOBST, que se adapta perfectamente a nuestra estrategia y objetivos de sostenibilidad.» 

La impresora digital inkjet LB702-UV de siete colores instalada en Germark presenta una alta productividad: imprime en CMYKOV+W a una velocidad de hasta 100 m/min (45 m/min con blanco digital con un 70% de opacidad) con unos tiempos de  preparación muy reducidos, lo que aporta a la empresa una capacidad digital adicional y los rápidos plazos de entrega que necesitan. Además, se ha impulsado la calidad con la tecnología de chorro de tinta exclusiva de BOBST, que ofrece una resolución de 1200 x 1200 dpi para garantizar unas imágenes nítidas, colores vibrantes, líneas finas y gradientes uniformes. Otra ventaja importante es la capacidad para imprimir en los materiales transparentes y metalizados utilizados para la producción de etiquetas en la industria cosmética sin necesidad de imprimación.

Tal como explicó el Iban Cid, «La principal ventaja de la nueva máquina de inkjet era poder pasar de la capacidad que teníamos de 600 x 600 dpi a un mayor nivel para poder satisfacer las altísimas exigencias de calidad de las marcas de cosmética. Al poder imprimir a 1200 x 1200 dpi de forma rentable, se elimina la diferencia entre la tecnología de chorro de tinta y de tóner. Si a eso le añadimos un blanco digital a alta velocidad y muy poco desperdicio, la apuesta es realmente ganadora. De hecho, a día de hoy la LB702-UV, es la impresora más rentable de nuestra planta.» 

Aunque Germark está muy centrada en la impresión digital, Cid sigue invirtiendo en la flota de impresoras convencionales de la empresa para acelerar las oportunidades. Durante una visita al Centro de Competencia de Bobst Firenze, en Italia, para conocer de primera mano toda la cartera oneLABEL de tecnología Todo-en-Uno, digital y flexográfica, le llamó la atención la impresora flexográfica en línea MASTER M5 y enseguida tomó la decisión de adquirir una para sustituir otra máquina más antigua. 

Anunciada como la impresora flexográfica digitalizada más avanzada, la MASTER M5 multiprocesos ofrece una productividad excepcional gracias a sus numerosas funciones de automatización, que reducen considerablemente el tiempo y el desperdicio de trabajos. Equipada con tecnología de curado UV-LED, la impresora, que funciona a 200 m/min, también permite a Germark ahorrar un 60% de consumo energético, mejorando así su sostenibilidad. Además, eligieron la función Combo Coupon, que permite producir etiquetas multicapa a 150 m/min en una sola pasada.     

«Ya estamos trabajando para maximizar la automatización de todos nuestros procesos de producción, gestión de datos y consumo de energía —explicó—. La estrategia central de BOBST en materia de digitalización, automatización, conectividad y sostenibilidad se refleja en la MASTER M5, así que no tenía ninguna duda de que esa máquina era la que necesitábamos para actualizar nuestro departamento flexo.»

Germark se basa en tres pilares: calidad, innovación y servicio, valores que están muy alineados con la visión de BOBST. Ambas empresas son líderes en innovación y están llevando la industria de las etiquetas hacia un futuro rentable y sostenible, con una mayor automatización y digitalización.    

«BOBST es un proveedor de confianza, reconocido en todo el mundo. Durante los tres últimos años, nos hemos beneficiado de su tecnología innovadora y sin duda seguiremos haciéndolo —declaró Iban Cid—. Nuestra estrecha colaboración con FEIMAR, distribuidor autorizado en España, también ha sido crucial, ya que nos han guiado a lo largo de todo el proceso, desde la toma de decisiones y las especificaciones hasta la instalación, la mejora y la estabilización de la impresora.»

«Como líder en innovación de etiquetas, Germark lleva años marcando el ritmo en España y estamos orgullosos de que hayan elegido a BOBST como su socio para el futuro —comentó Carlos Santos, Director General de BOBST Iberia. Las impresoras de etiquetas BOBST, tanto digitales, flexográficas o Todo-en-Uno, constituyen las opciones más flexibles para cualquier empresa de impresión de etiquetas y Germark está claramente recogiendo los frutos de su inversión.» 
 

Utilizamos Cookies propias necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web y Cookies de terceros para elaborar estadísticas del tráfico de la misma de forma anónima. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.