Asociaciones y Eventos
FinatYMC
El sector del etiquetado planea su relevo generacional: "Somos jóvenes y tenemos ganas de aprender"
30 de diciembre de 2013

Los jóvenes directivos del Young Managers Club de FINAT se están preparando para el futuro. Con este objetivo se celebró el pasado mes de noviembre en Varsovia el YMC bajo el lema "Grandes ideas con pocos recursos". El próximo encuentro se llevará a cabo en Chicago en septiembre de 2014 y será organizado junto con el TLMI (EE.UU.) y la LMAI (India).  

Como en todas las facetas de la vida, el tiempo no se ha detenido en la industria de las etiquetas autoadhesivas. Desde sus inicios en la década de 1930, el sector no ha dejado de evolucionar en todos sus frentes: materiales, tecnologías de impresión, dispensadores y, por supuesto, personas. Muchos de los emprendedores que en las décadas de 1970 y 1980 crearon esta red excepcional de pequeñas empresas de impresión de etiquetas que forman la columna vertebral de la enorme industria internacional actual ya se han jubilado. Sus empresas –que han ostentado en torno al 50% del volumen de negocio mundial del sector de las etiquetas– han pasado por fusiones, adquisiciones y alianzas transfronterizas. Como en todas las empresas familiares, con el tiempo, el relevo generacional es inevitable. El objetivo del Young Managers Club (YMC) de FINAT –una parte muy activa de la infraestructura de la asociación europea de fabricantes de etiquetas autoadhesivas– es conseguir que este proceso de cambio llegue a buen puerto.

Grandes ideas con pocos recursos
El Young Managers Club de FINAT celebró su segundo congreso en Varsovia el pasado mes de noviembre de 2013. El tema de las jornadas –“Grandes ideas con pocos recursos”– pretende, por un lado, reflejar los desafíos a los que se enfrenta el sector debido al aumento de los costes y a la competencia entre tecnologías, pero sobre todo crear una plataforma profesional para detectar y aprovechar las oportunidades de negocio del futuro. Alrededor de cuarenta jóvenes directivos de empresas de la cadena de suministro de etiquetas autoadhesivas de Europa y más allá se reunieron para seguir un programa apretado de actividades que combinó temas relacionados con la industria y con las prácticas más modernas de dirección empresarial a través de seminarios y oportunidades de hacer contactos valiosos.

Innovación en el modelo de negocio
Algunas de las empresas más punteras reconocen que es necesario reconsiderar los modelos de negocio para adaptarse al entorno actual. El primer seminario del congreso (titulado “¿En qué podemos innovar?”) invitó a los participantes a esbozar un modelo de negocio. A través de la identificación de los aspectos estructurales –clientes, oferta y necesidades, infraestructura y elementos financieros– y de las tendencias, fuerzas del mercado y factores macroeconómicos e industriales que inciden en ellos, es posible probar y adoptar enfoques distintos de modelo de negocio. Los participantes formaron grupos para evaluar los modelos de negocio existentes en diversos segmentos del mercado de las etiquetas –del sector vinícola al farmacéutico, pasando por el de las bebidas alcohólicas– y describir sus virtudes y flaquezas. A continuación, tuvieron que proponer maneras de mejorarlos y presentar sus conclusiones al resto de delegados. El ejercicio dio buenos resultados, como pudo comprobarse por el animado debate que se generó.

Tendencias y oportunidades en el sector del etiquetado
Al día siguiente, tuvo lugar una conferencia sobre las tendencias y oportunidades de la industria de las etiquetas a cargo de Roger Pellow, presidente de Labels & Packaging Group, Tarsus, empresa editora de la revista Labels & Labeling International, fundadora y organizadora de la feria Labelexpo. “La del etiquetado es una gran industria [...] pero estamos en una época de cambios, tecnológicos y generacionales. Estamos pasando de una industria artesanal a una industria tecnológica”, subrayó.

Pellow explicó cómo está cambiando la función de las etiquetas –por ejemplo, de un soporte de información a un medio de comunicación– y expuso las implicaciones que tienen los principales avances externos e internos en la manera de hacer negocios del sector. Su mensaje fue global y claro: afrontar los cambios y aplicar la innovación en la industria del etiquetado actual exige más conocimientos y formación.

Hacer más con menos
En la actualidad, uno de los elementos que más contribuye a tener un negocio eficaz y rentable es la producción ajustada. Fue este precisamente el tema que dominó el resto del programa del congreso. La mejora de la eficacia, no obstante, no debe aplicarse solo a la producción. También hay que tener en cuenta el objetivo, los procesos y a las personas. Es importante ver el negocio en conjunto antes de intentar perfeccionar las partes.

Matriz de planificación estratégica: de la definición del problema a los resultados cuantificables
En otro seminario, los participantes trabajaron en grupo para rellenar una matriz de planificación a fin de integrar las estrategias, tácticas, procesos y resultados de un tipo concreto de negocio. Esta actividad resulta muy útil para comprender los distintos mecanismos que conforman un negocio. La matriz estratégica es como una brújula para desarrollar y ejecutar estrategias: ayuda a la dirección a definir grandes objetivos, los resultados económicos deseados, los criterios de medición de los procesos, los métodos de implantación y los proyectos. Los nombres de los miembros del grupo se introducen en la matriz, junto con las tareas de las que son responsables. Esta estructura facilita la coordinación de los procesos –con sus complejidades y dependencias–, que puede efectuarse paso a paso. La idea principal de esta actividad es destacar la importancia de la estrategia, un proceso que debe seguirse a diario, ya que, de lo contrario, no sirve. Hay que definirla y luego llevarla a cabo con trabajo duro, una planificación de los proyectos transparente, responsabilidades y control.

Los participantes quedaron muy impresionados con la visión clara, concisa e integral que aportó el ejercicio de la matriz estratégica, una actividad que refleja fielmente el objetivo del congreso: implantar “grandes ideas con pocos recursos”.

Jules Lejeune, director general de FINAT, no tuvo más que elogios para el acto, y celebró la energía y el entusiasmo de los jóvenes directivos del Young Managers Club: “Cuando fundamos el Young Managers Club con motivo del cincuenta aniversario de FINAT en 2008, quisimos crear una plataforma en la que los jóvenes directivos emergentes pudieran conectar los logros pretéritos de FINAT con un futuro prometedor. Ahora, cinco años después, el YMC se ha consolidado como una parte importante de la estructura de FINAT. Es gratificante ver que las actividades que continuamente realiza el YMC –siempre interesantes, interactivas y orientadas al negocio– están enriqueciendo a la asociación con nuevos referentes”.

“Es un orgullo que me hayan elegido para representar a esta nueva generación de nuestro dinámico sector”, dice Dana Kilarska, presidenta del Young Managers Club. “Doy las gracias al YMC por darme a mí y a mis colegas la oportunidad de dar un paso adelante en nuestras carreras, con la ayuda de profesionales y expertos que amplían nuestros conocimientos y experiencia. Somos jóvenes y tenemos ganas de aprender.”

La próxima edición del congreso del YMC será muy especial: un evento internacional que se celebrará en Chicago en septiembre de 2014, organizado junto con el TLMI (EE.UU.) y la LMAI (India).



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.