Centros de Impresión

Colorprint renueva su división de producción digital con Durst

26 de Noviembre de 2017
Rodrigo López, responsable de marketing y desarrollo de negocio de Durst Ibérica; Rafael Torregrosa, gerente de Colorprint; y Migue Ferrándiz, responsable de producción digital de Colorprint.
Rodrigo López, responsable de marketing y desarrollo de negocio de Durst Ibérica; Rafael Torregrosa, gerente de Colorprint; y Migue Ferrándiz, responsable de producción digital de Colorprint.

Después de comprobar el excelente resultado proporcionado por una Kappa 180 y una Kappa 320, Colorprint optó por incorporar dos unidades Alpha 330, también de Durst Ibérica, de 460 m lin/hora.

Hace ya 42 años que Colorprint Fashion comenzó su andadura. Rafael Torregrosa ya tenía una prolongada experiencia en una empresa de preimpresión textil cuando decidió iniciar su propio proyecto y, año a año, Colorprint fue creciendo hasta convertirse en uno de los principales estampadores textiles en Europa y a día de hoy ofrece servicios 360º en textil hogar y decoración.

Los procesos de globalización y deslocalización, la crisis económica, y la actual relocalización de ciertas producciones han dado lugar a una coyuntura que afecta a la mayor parte de los mercados industriales, en el que la presión en los precios es la norma. El sector textil, sin duda, ha sido uno de los más afectados. A pesar de los retos que supone, Colorprint ha sabido adaptarse, apostando por una estrategia de industrialización que le permite ofrecer servicios 360º y poniendo el foco en la renovación tecnológica.

De hecho, la relación entre Colorprint y la multinacional Durst comenzó cuando la primera tomó la decisión de incorporar un departamento de producción digital a su planta de Alicante, en 2013. En aquel momento, Colorprint ya tenía experiencia con esta tecnología, pero necesitaba equiparse con soluciones que pudieran dar una respuesta industrial. Tras estudiar la oferta disponible, Colorprint apostó por Durst, adquiriendo una Kappa 180 y, unos meses después, una Kappa 320. El pasado año, decidió actualizar esta división y, una vez más, confío en la empresa tirolesa.

“El servicio post-venta de Durst es excepcional y, tras estos años trabajando juntos, podemos decir que más que una relación de proveedor-cliente, tenemos una relación de auténticos socios”, comenta Migue Ferrándiz, responsable de producción digital de Colorprint y continúa: “Decidimos instalar dos unidades Alpha 330, configuradas con tintas reactivas y pigmentadas, porque incorporaban importantes mejoras en productividad, una mayor estabilidad y podemos confiar en la respuesta de Durst Ibérica en todo momento.  Actualmente, las máquinas están ocupadas y produciendo al ritmo que se espera de equipos de este nivel”.

Una de las principales ventajas competitivas de Colorprint es que ofrecen soluciones y servicios integrales a terceros y lo hacen dando una respuesta rápida y de calidad a sus clientes; por eso, contar con un parque de maquinaria a la vanguardia tecnológica y con el mejor equipo de profesionales es “el mejor camino para mantener un buen posicionamiento”, comenta Migue Ferrándiz.

La nueva Alpha 330 es capaz de 460 m lin/hora en un ancho de 330 cm y una resolución de hasta 500x600 dpi.

www.colorprintfashion.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.